La Adaptación basada en Ecosistemas es un enfoque que busca proteger a las personas y sus medios de vida frente a los efectos de eventos climáticos, usando los bienes y servicios de los ecosistemas naturales y productivos. Según el CBD, la adaptación basada en los ecosistemas es el uso de la biodiversidad y los servicios de los ecosistemas como parte de una estrategia general de adaptación para ayudar a las personas a adaptarse a los efectos adversos del cambio climático.