La Adaptación basada en Ecosistemas (AbE) es el enfoque de adaptación al cambio climático que promueve trabajar con la naturaleza para hacer frente a los efectos climáticos graduales y extremos, que afectan a la población, sus medios de vida y la economía.

La AbE es un enfoque basado en las personas: busca reducir su vulnerabilidad y generar, al mismo tiempo, beneficios (sociales y económicos). La AbE ayuda a las personas y sus medios de vida a enfrentar los efectos del cambio climático, usando los bienes y servicios de los ecosistemas naturales y productivos.

Este enfoque nos invita a considerar la biodiversidad y la naturaleza como respuestas a los impactos del cambio climático

Para saber más descarga:
El ABC de la Adaptación basada en Ecosistemas

Si realizamos medidas de AbE, haremos, entre otras, acciones de restauración, mantenimiento o mejora la salud de los bosques, los humedales, o los ecosistemas costeros, de manera que nuestros medios de vida puedan aprovechar los servicios que proveen estos ecosistemas, tales como agua limpia, suelo fértil, alimentos, polinización o protección a las personas.

Si los ecosistemas se gestionan sosteniblemente, sus funciones y servicios serán aliados para la adaptación a un clima cambiante

Para conocer más descarga:
La Caja de Herramientas de Adaptación basada en Ecosistemas”
Descargar

Este enfoque se puede aplicar a escala local, subnacional, nacional, regional y global. Poner en marcha la AbE es un proceso colaborativo en el que comunidades, organizaciones públicas y privadas trabajan en conjunto para tener un impacto a nivel de paisaje y generar oportunidades sostenibles en el tiempo para todas las partes.

Las sociedades bien organizadas tienen mejores capacidades para enfrentar los efectos del cambio climático y reducir su vulnerabilidad.

La sostenibilidad de la AbE depende de una buena gobernanza

¿Quién puede utilizar el enfoque de Adaptación basada en Ecosistemas?

Comunidades, sociedad civil, productores rurales, gobiernos locales, autoridades nacionales, sector privado, cooperativas y la academia, entre otros, pueden utilizar el enfoque para obtener sus beneficios.

Tipos de usuarios y algunos beneficios de utilizar AbE

Comunidades y sociedad civil

  • Protección ante eventos climáticos extremos
  • Brinda recursos básicos para los medios de vida
  • Mejora de la seguridad alimentaria y nutricional
  • Mejora de las capacidades y el conocimiento local
  • Mejora la capacidad adaptativa

Municipalidades

  • Protección ante eventos extremos en zonas residenciales
  • Brinda recursos básicos para los medios de vida
  • Provisión de agua potable

Gobiernos nacionales

  • Promueve la articulación inter-institucional
  • Mejora de indicadores sociales y ambientales
  • Contribuye a alcanzar las metas internacionales (Objetios de Desarrollo sostenible-ODS, Metas Aichi, Contribuciones Determinadas a nivel Naciona- NDC)
  • Fortalece el fortalecimiento de la gobernanza para la adaptación

Sector privado

  • Asegura disponibilidad de recursos esenciales como el agua
  • Brinda sostenibilidad de negocio
  • Facilita la articulación con actores clave
  • Incentivos financieros y económicos

Academia

  • Oportunidades de investigación
  • Promueve el vínculo academia-sociedad

Personas que dependen de la agricultura, pesca, ganadería y agroforestería

  • Asegura disponibilidad de recursos para sus medios de vida como el agua o la polinización de cultivos
  • Oportunidades de diversificación productiva
  • Mejora la rentabilidad
  • Brinda prácticas y orientación para mejorar la producción

Gracias a la Adaptación basada en Ecosistemas puedes ayudar a tu comunidad a reducir su vulnerabilidad frente al cambio climático.


Descubre
más: