Describe ciertas condiciones de la gente, derivadas a partir de la herencia histórica, así como de los contextos cultural, social, ambiental, político y económico actuales. Condiciones como bajos niveles de ingresos, aislamiento geográfico y/o suelos, bosques y humedales degradados, pueden hacer a la gente propensa a sufrir daños y pérdidas con un clima adverso; es decir, vulnerables.